Conoce el convertidor 12v/220v

También conocido como inversor u ondulador de 12V a 220V es un componente casi imprescindible en nuestras Autocaravanas.
Permite transformar una tensión continua de bajo valor (normalmente 12 ó 24 Voltios), en una tensión alterna de 220V y 50Hz.
Sin entrar en otros pormenores técnicos, un ondulador/convertidor nos facilita el autoconsumo y, conjuntamente con la instalación de una placa solar, asegura una autonomía energética indispensable para los autocaravanistas.
Podemos distinguir varios tipos de onduladores.
En todos ellos la eficiencia no es del 100% debido a que una parte de la energía transformada se disipa en forma de calor.
Para poder elegir el ondulador más adecuado a nuestras necesidades deberíamos valorar algunos parámetros como la tensión de entrada, la potencia máxima que pueden proporcionar y su eficiencia (un valor que define la relación entra la potencia eléctrica de salida y la de entrada variando en función de la potencia consumida).
No siempre disponemos de estos datos o podemos calcular esta variación (un valor de la eficiencia del 70% de la carga es correcto). Por ello y para simplificar, podemos decir que se recomienda que el ondulador convierta aproximadamente el doble de la potencia en vatios de la tensión que necesitemos.
Utilizar un ondulador que exceda en cantidad la potencia requerida nos agotará la batería mucho antes y su aprovechamiento no será óptimo. Por otro lado, podemos establecer tres tipos básicos de onduladores: – Ondulador de onda cuadrada – Ondulador de onda pseudo-senoidal (trapezoidal). – Ondulador de onda senoidal (senoidal verdadera). El ondulador de onda cuadrada es el más sencillo y económico de todos y suele utilizarse en aplicaciones donde la potencia requerida no sea muy elevada.
La tensión de salida es muy poco estable y varía directamente en función de la tensión de las baterías y de la carga que requieran nuestros aparatos en cada momento. Este ondulador nos dará 230 V. a la salida con la carga nominal y con las baterías al valor nominal. Si se diminuye la carga o las baterías están cargadas al máximo, la tensión de salida puede superar los 260 V. y en caso contrario, con las baterías al mínimo la tensión puede bajar hasta 180 V.
El ondulador de onda pseudo-senoidal es el que presenta la mejor relación prestaciones-precio ofreciendo una buena estabilidad de la tensión de salida. Esta característica es la que permite proveer energía a la mayoría de aparatos eléctricos del mercado como pueden ser pequeños motores, frigoríficos, microondas, lámparas de incandescencia, tubos fluorescentes, televisores pequeños, herramientas, cargadores, etc. Hay que tener en cuenta que muchos aparatos necesitan para su arranque el doble o el triple de potencia (o incluso mucho más) que la que consumen cuando funcionan normalmente. Por ello, también es importante que compremos aparatos de bajo consumo como televisores LCD en lugar de los clásicos CRT, ya que no necesitan esta potencia de pico para encenderse y su coste se amortiza con su uso.
El rendimiento energético en estos onduladores es muy elevado y el consumo en vacío muy bajo, por lo que pueden conectarse a las baterías de forma permanente sin peligro de que se descarguen precipitadamente. Por último señalar que los onduladores de onda senoidal verdadera son muy estables y se utilizan esencialmente en aplicaciones donde la estabilidad de la tensión y de la frecuencia son críticas. Aunque su uso se pueda extender a prácticamente la totalidad de los aparatos eléctricos del mercado, este tipo de onduladores se utiliza para fines más profesionales y aplicaciones más concretas (desde alimentar equipos de audio o motores hasta los más sensibles aparatos de medición o electromedicina). El precio de estos equipos también es claramente superior.

por Raúl Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *