Santa Cruz de la Serós en Huesca, España

El monasterio vertical de Santa Cruz de la Serós en Huesca, España
Una de las costumbres más extendidas durante la Edad Media fue el patrocinio real de monasterios  tanto masculinos como femeninos, que se alinearon en torno al Camino de Santiago o en las principales ciudades de los reinos de la península Ibérica. Los monarcas solían conceder al abad y a su monasterio las tierras que servirían para sustentar a la comunidad  y a menudo una donación en metálico que sirviera para edificar el nuevo recinto. A cambio de ello los monjes oraban por su salvación eterna. Incluso era frecuente que algunos de los miembros de la familia real ingresasen en los monasterios.

Pues bien, uno de ellos es el monasterio de Santa Cruz de Serós (Huesca, España) situado en un valle del Pirineo. Es de fundación real y estaba ocupado por una comunidad femenina. La Infanta Doña Sancha, hermana del rey de Aragón Sancho Ramírez I, vivió en él desde 1076 hasta 1096.
Sobre la iglesia está el convento propiamente dicho, que por razones defensivas es una ancha torre de varios pisos. Estamos ante uno de los pocos monasterios verticales que existen. El aire severo y desornamentado de todo el conjunto es exponente del  mejor románico del siglo XI.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.