Ruta en autocaravana a Selva de Irati

María Jesús Beneyto • 26 Diciembre 2018

En las fiestas de Semana Santa de 2018 fuimos a la Selva de Irati del 29 de marzo al  9 de abril.

Salimos de Valencia, viaje hacia la Selva de Irati, super ilusionados porque nos habían hablado muy bien de esa zona un poco desconocida de Navarra. No sabemos la hora porque siempre queremos salir pronto pero entre unas cosas y otras se nos hacen siempre las tantas, cuando no porque no tenemos la películas preparadas o cuando se tiene un adolescente en casa que nunca tiene prisa en fin, nunca salimos a la hora programada.

Salimos de viaje al final hacia las 6 de la tarde y pusimos rumbo a Teruel, llegamos hacía las 8:30, aun  área que no conocíamos, y la verdad nos gusto mucho, era grande y había un montón de autocaravanas, estaba a la entrada de Teruel, de fácil acceso lo mejor cuando se trata solo de pasar una noche cuando vas de viaje. Enfrente esta la guardia civil que por cierto es un edificio muy bonito. Llegamos y tuvimos suerte de tener sitio porque en ese momento se iba una autocaravana. Nos fuimos a cenar al macdonals, ya que muy cerca a 500 m hay un centro comercial con varias tiendas: sprinter, Auchan y unas cuantas mas. Las coordenadas del área son 40.33222,-1.09222; calle Ramón J. Sender. Dormimos bastante fresquitos, pero muy bien.

Irati

Irati

Al día siguiente después de desayunar tomamos rumbo, a Cariñena. Esta área tiene todos los servicios de agua, vaciado y WC, todo gratis, las coordenadas son 41.33806,-1.23; calle del Carmen 40.

Aquí en Cariñena almorzamos, y nos fuimos hacía Sos del Rey Católico a comer. Queríamos visitar el pueblo, habíamos oido decir que era muy bonito, y la verdad se merecía una paradita. Aparcamos en el área que esta muy bien situada, a 500 metros del centro de la ciudad. El área tiene todos los servicios de agua, vaciado y wc. Habían dos o tres autocaravanas. A la entrada hay un cartel del ayuntamiento donde pone que para estacionar hay que pagar 5 euros, pero no vino nadie a cobrar. El área esta situada en la calle Zaragoza s/n.

Irati

Es un pueblo medieval, con sus calles estrechas y empedradas, había mucha gente paseando. Vimos el Palacio de Sada, donde nació el Rey Fernando el Católico, de ahí el nombre del pueblo, no pudimos entrar porque estaba ya cerrado.

Irati

También visitamos el barrio de Juderías, formado por unas treinta casas, con diversos callejones sin salida, la Torre del Homenaje, castillo fortificado para reforzar la línea defensiva. El pueblo está declarado Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Nacional, también se rodó allí la película La vaquilla de Luis García Verlanga. Visitamos también las Puertas de la Muralla, donde se encuentra rodeado el pueblo.

Irati

Después de visitar el pueblo nos dirigimos al área AC a cenar, peli y a dormir, ya que hacia mucho frío. Esa noche hizo un aire infernal y a las seis de la mañana empezó a llover de lo lindo. Nos levantamos y decidimos irnos antes de que el tiempo empeorara mas.

Desde Sos del Rey Católico partiremos hacía Sangüesa, llegamos a la hora de almorzar, y el frío no se iba o es que nosotros los valencianos no estamos acostumbrados a este frio. Aparcamos a la entrada del pueblo en un área comercial y nos fuimos a visitar el pueblo, aunque no tiene mucho de especial, eso si almorzamos en una cafetería en el centro que nos hicieron unos bocadillos buenísimos. Estábamos un poco preocupados, la gente decía que por arriba estaba nevando y que venía mal tiempo. Bueno compramos el pan y nos fuimos hacía Lumbier.

Llegamos a Lumbier, con una dirección de un área al lado de las piscinas, cerca del camping Iturbero, donde se podía pasar la noche, pero encontramos un trozo de tierra de gravilla, inclinado donde había un cartel que ponía prohibido estacionar autocaravanas. Cuando tienes el sitio programado donde vas a pasar la noche, después de haber buscado información en internet en varias sitios y te encuentras con esto se te cae el mundo encima, y más si esta oscureciendo, llueve y hace frío. Empezamos a dar vueltas por el pueblo y no encontrábamos nada, aparte que era un pueblo estrecho y con muchas pendientes. Decidimos ir al camping.

Llamamos primero para saber si tenían sitio y para preguntar el precio, ya que eran las 9,30 de la noche. Solo queríamos dormir, no necesitábamos nada, ni agua, ni vaciar, nada de nada. Bueno llamamos y nos dijeron que sitio claro que había que el precio de una noche para dos adultos y un niño era de 27 euros, teniendo en cuenta que ya eran las 10. Me pareció carísimo, solo por dormir una noche. Luego al decir que me parecía caro, que solo era para dormir, me dijo que si no necesitábamos nada, ni aseos, ni duchas y no salíamos de la autocaravana en toda la noche teníamos que pagar 12 euros, también me pareció caro y más aún privándonos de libertad, como encerrados sin poder salir de la autocaravana, obviamente no entramos al camping, decidimos dar media vuelta e irnos a otro pueblo. Al salir del pueblo vimos un sitio donde habían aparcados unos coches y como era ya de noche y había sitio decidimos pasar la noche.

Al día siguiente fuimos a la Foz de Lumbier.

Irati

Al entrar al parking no había nadie, un señor nos dio un mapa y nos cobro 2,5 euros, entramos y aparcamos. La Foz de Lumbier es un desfiladero excavado por el río Iratí sobre las calizas del extremo occidental de la Sierra de Leire. Nosotros haremos el paseo que nos lleva hasta la localidad de Liedana. Junto al río podemos encontrar algunos sauces y a la entrada y la salida de la misma se pueden ver álamos, sauces, chopos y olmos. En cuanto a su fauna, existe una importante colonia de buitres leonados compuesta de cincuenta parejas, además de otras muchas de otras especies de aves como grajillas, córvidos, alimoches, vencejos o el nocturno búho.

Después del paseo, almorzamos y nos fuimos, y ya estaba el parking lleno, por cierto las rayas de aparcar muy estrechas y bastante gente entrando y saliendo.

Irati

A mi personalmente no me estaba gustando las cosas que estaba viendo, no puedes dormir en Lumbier, el camping subido de precio, tampoco en la Foz podías dormir bueno, un poco complicado para las autocaravanas, en fin pusimos rumbo a Ochagavía.

El dia se estaba complicando camino a Ochagavía empezó a llover de lo lindo, con una ventisca de miedo, y lo peor de todo no veíamos a nadie por la carretera, pero nosotros conduciendo hacía allí. A mitad del viaje nos chocaba mucho no ver a ninguna autocaravana y más siendo días de Pascua donde la gente sale más que un día normal. En fin con la lluvia, y el aire y sin un alma por la carretera, tuvimos la iluminación de dar media vuelta, pasar de la Selva de Irati e irnos a Pamplona a comer pinchos y fue lo más acertado que hicimos.

Llegamos a Pamplona, aparcamos en un área a 300 metros del centro histórico, habían un montón de autocaravanas, cogimos y nos fuimos a comer. Muy bonita Pamplona, estaba a tope de gente, los bares no se podía ni entrar, pero teníamos claro que de allí no nos íbamos sin probar los pintxos.

Irati

Entramos en el primer bar, y bueno mejor imposible estaban todos buenísimos, espectaculares, el bar se llamaba El Mentidero. Luego fuimos a otros bares pero como los de El Mentidero ninguno, os recomiendo que si vais a Pamplona no dejéis de ir, porque sus pinchos son espectaculares. Nosotros después de probar otros sitios volvimos otra vez allí para terminar de comer. Bueno el viaje se nos arreglo un poco con la visita a Pamplona, a parte hacia un frío de miedo y cada dos por tres lloviendo. Yo en todo el invierno no he usado ni gorrito para el frío, ni bufanda, porque aquí en Valencia no hace tiempo para esto, pero aún como lo llevaba porque aún así aun tenía frío. Y es que cuando vives en un sitio con las temperaturas suaves, y llegas donde hace tanto frío hechas de menos tu tierra, pero cuando llega el calor del verano hechas de menos el norte, nunca estamos conformes con lo que tenemos. A se me olvidaba, entramos al mercado de Pamplona y compramos chistorra, bueno estaba buenísima, y cuando la estábamos comiendo nos dimos cuenta que en la etiqueta de la chistorra decía que había ganado el premio por tercera vez, bueno nos arrepentimos de no haber comprado más porque eso en Valencia no hacen. Bueno aquí a Pamplona seguro que volvemos otra vez.

Después de la comilona que nos pegamos nos fuimos a la autocaravana hacer una siesta y  luego nos fuimos hacía Olite para visitar su Castillo, ya habíamos dejado atrás el plan de ir a la Selva de Irati.

El Castillo-Palacio Real de Olite es uno de los conjuntos histórico–artísticos más importantes de Navarra. Actualmente, está dividido en tres partes: Palacio Viejo (actual Parador), ruinas de la Capilla de San Jorge, y Palacio Nuevo, que es la parte visitable del monumento.

En Olite nos encontramos un área AC a 100 metros del centro histórico, llena de autocaravanas, con todos los servicios y totalmente gratis. El área esta situada en la calle Molinacho; N 42.48043, w 1.64673. Visitamos el pueblo que nos gusto mucho. Había un castillo impresionante y super grande al que fuimos a ver, pero eran ya las 7 h y no pudimos entrar, pero al día siguiente como íbamos a pasar allí la noche fuimos.

Irati

Al día siguiente fuimos a visitar el castillo 3,50 euros por persona.

Irati

El Palacio de los Reyes de Navarra de Olite, Palacio Real de Olite o Castillo de Olite es una construcción de carácter cortesano y militar construido durante los siglos XIII y XIV.

Irati

Al mediodía cuando terminamos de ver el castillo nos fuimos dirección a Cascante pasando por Bardenas Castildetierra y Bardenas Reales.

El Alto de Aguilares es un itinerario clásico, posiblemente el más conocido y atractivo para el visitante, que circunda el Polígono de Tiro por su pista perimetral y que permite descubrir las singularidades de la Blanca, una de las tres zonas en las que se divide la Bardena, junto el Plano y la Negra. También se puede disfrutar de una espléndida panorámica de toda la zona visitada desde su mirador.

Desde el Alto de Aguilares se toma la carretera asfaltada hasta la entrada del cuartel militar. Para después seguir a la derecha por la pista compacta que rodea el campo de tiro militar y que atravesando diferentes barrancos, pasaremos cerca de algunos de los lugares más emblemáticos, erosionados y geológicamente más característicos de esta zona: Balsa de Zapata, Cabezo de Sanchico Rota, La Ralla, El Rallón, Pisquerra, etc, para finalizar en el simbólico cabezo de Castildetierra, la obra escultórica más arriesgada de la madre naturaleza en Bardenas.

Durante este recorrido de 31,7 km y aproximadamente 2 horas y media de duración, se suelen realizar entre dos o tres paradas, con pequeños recorridos a pie, para estirar las piernas.

Tras la parada “obligatoria” en Castildetierra para poder hacer la fotografía de rigor y una breve incursión a pie por el Barranco de las Cortinas, y también, se puede ascender el Cabezo de las Cortinillas, a través de una singular hilera de 219 escalones de hormigón (herencia de un antiguo observatorio militar) que ascienden en diagonal por la ladera hasta la cumbre llana del cabezo, y desde cuyo mirador se ofrece una espléndida panorámica de toda la zona visitada.

Por fin llegamos a Cascante, ya íbamos de vuelta a casa y paramos para comer en el área de autocaravanas que hay enfrente de un centro termolúdico. El área es grande y amplia, con servicios gratis.

No se si algún día volveremos a ir a la Selva de Irati, quizás en verano, aunque en verano donde mejor se esta es en el norte de Europa, aquí hace mucho calor y a nosotros nos gusta el verano fresquito.

Hasta nuestro próximo viaje.